DÍA 7: Ejercicio – carta a tu niña artista interior